Las empresas constructoras españolas tienen graves problemas para cumplir en tiempo y presupuesto en los grandes proyectos internacionales.

Hoy publica ABC un artículo hablando del problema de Estado generado por el contrato del AVE de la Meca en Arabia Saudita en el que intervienen varios grupos de construcción españoles. Los más conocidos como el Canal de Panamá o el Hospital más grande de Oriente Medio en Doha (Qatar) son unos ejemplos. Tiene que intervenir el Estado para dar la cara por las empresas.

http://www.elconfidencial.com/empresas/2014-11-26/el-gobierno-destituye-de-forma-fulminante-al-consejero-delegado-del-ave-a-la-meca_505797/

Los grupos de construcción españoles en la mayoría de los casos tienen graves problemas de financiación para financiar las obras hasta su entrega, incluso para presentar los avales millonarios que se exigen por parte de los clientes.

Algunos grupos de construcción españoles no quieren enterarse que fuera de España se lleva a rajatabla, el cumplimiento del presupuesto, los plazos de ejecución y la calidad y esperan que papá  “Estado” de la cara por ellos.

Estos mismos son los que han provocado que algunos países, escarmentados, cierren las puertas para que constructoras y empresa de ingeniería puedan operar en estos países.

Parece que en España estamos acostumbrados a los reformados de obra, a que los plazos de finalización de obra, se alarguen eternamente y el coste de las obras llegue en algunos casos a duplicarse, como es el caso de Las Setas de Sevilla.

Hay que acabar con estos especuladores y exigirles responsabilidades.

En el sector de la construcción se necesita un poco de cultura anglosajona.

 

Claves de la equiparación de los títulos pre-Bolonia a técnico, grado y máster

GABRIELE FERLUGA

MADRID

25-11-2014 07:26

Cincodias.com

 

La equivalencia al marco actual de los títulos anteriores a la reforma del sistema educativo, implantada con el llamado Plan Bolonia, acaba de convertirse en realidad. O casi. Tras más de ocho meses de gestación y por iniciativa del Ministerio de Educación, el Gobierno aprobó el viernes el Real Decreto 96/2014 por el que se establece “el procedimiento para determinar la correspondencia a los niveles del marco español de cualificaciones para la educación superior (Meces) de los títulos oficiales deArquitecto, Ingeniero, Licenciado, Arquitecto Técnico, Ingeniero Técnico y Diplomado”. Una normativa sobre la que se había apuntado la atención de muchos profesionales, entre ellos los ingenieros, que se encuentran en situación de desventaja con respecto a sus colegas extranjeroscuando buscan trabajo fuera de España, al no poder ostentar un título universalmente reconocido.

La equivalencia “es una necesidad imperiosa”, se explica en el preámbulo de la norma, “para facilitar el ejercicio de los derechos académicos por parte de los egresados de la anterior ordenación, dentro yfuera de nuestras fronteras”. El legislador admite asimismo que estos profesionales “están encontrando dificultades para el reconocimiento del verdadero nivel de sus estudios”.

El real decreto regula, entre otras cosas, la homologación de estudios extranjeros de educación superior por los correspondientes españoles de enseñanzas universitarias. Pero el capítulo que más polémicas y rechazo levantó entre los ingenieros y los funcionarios en la fase previa a la aprobación, es el tercero, sobre la equivalencia de los pre-Bolonia al sistema actual. La mayoría de estos profesionales hubieran preferido una correspondencia directa de todos los ingenieros –los de antes y los de después de la reforma– con el marco europeo EQF (por sus siglas en inglés), el único capaz de garantizar suempleabilidad en el exterior, según ellos.

Además, la declaración de equivalencia al Meces podría demorarse entre seis y nueve meses a partir del inicio del procedimiento, según se desprende de la lectura del real decreto, publicado en el BOE el sábado y en vigor desde el domingo.

También te puede interesar

Estas son las etapas del procedimiento que ya se puede iniciar para asignar a cada una de las 140 titulaciones anteriores al Plan Bolonia los actuales niveles de técnico, grado y máster.

El “período de información”, sin límite. Es la Dirección General de Política Universitaria (DGPU), un organismo dependiente del departamento que dirige José Ignacio Wert, quien empieza el procedimiento. Puede hacerlo “por propia iniciativa, como consecuencia de orden superior, a petición razonada de otros órganos o por denuncia”, reza el real decreto. Tras la solicitud, este organismo puede abrir un “periodo de información” previo para decidir si conviene iniciar el trámite. La normativa no establece ningún límite para este lapso.

El informe de la Aneca, tres meses. O más. Una vez abierto el procedimiento, la DGPU pide “un informe preceptivo y determinante del contenido de la resolución” a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y de la Acreditación (Aneca). En teoría, el plazo en el que la agencia tiene que evacuar el informe es de tres meses, pero se puede ampliar. El nuevo plazo “no podrá ser superior al establecido para la tramitación del procedimiento”, según la Ley 30/1992, citada en el real decreto.

Los criterios que la Aneca deberá tener en cuenta para asignar al antiguo título el nivel de técnico, grado o máster son “la formación adquirida, la duración o la carga horaria”.

El informe del Consejo de Universidades, sin límite. En cuanto tenga en su mesa el informe de la Aneca, la DGPU solicita un informe al Consejo de Universidades, el órgano que reúne a todos los rectores españoles. Su pronunciamiento es “preceptivo, pero no vinculante”. El real decreto no especifica ningún tipo de plazo para su notificación.

El “período de información pública”, no menos de 20 días. Antes de que termine la fase de instrucción del procedimiento, la DGPU acuerda un período en el que los colegios profesionales puedan conocer la documentación que maneja el organismo y presentar un informe “no vinculante”. La posibilidad de examinar el expediente y formular alegaciones atañe también a “cualquier persona física o jurídica”. El plazo para hacerlo será de un mínimo de 20 días.

Propuesta al ministro. Una vez terminada la fase de instrucción, la DGPU propone al ministro de Educación la resolución del procedimiento, a través de la Secretaría de Estado de Educación.

Aprobación del Consejo de Ministros. A propuesta del titular de Educación, el Gobierno aprueba la resolución “en la que se reconocerá la correspondencia del título examinado al correspondiente nivel del Meces”.

El artículo 25 del real decreto establece que el plazo máximo para publicar la resolución es de seis meses. Sin embargo, se prevé la posibilidad de paralizar este plazo mientras la Aneca elabora su informe, aunque durante tres meses como máximo. Fuentes de la ingeniería española han señalado a este periódico que todas aquellas titulaciones sobre las que no existen dudas con respecto a su efectivo nivel dentro del nuevo marco, deberían obtener este reconocimiento “muy pronto, posiblemente en enero”.

Una vez publicada la resolución en el BOE, la correspondencia de títulos se inscribirá en el Registro de Universidades, Centros y Títulos. La mera referencia a la publicación en el BOE servirá para acreditar la equivalencia de su propio título antiguo al nivel Meces correspondiente, aunque será siempre posible solicitar un certificado a la Subdirección General de Títulos y Reconocimiento de Cualificaciones.

Las mismas fuentes consultadas aseguran que otro real decreto –esta vez sobre el suplemento europeo al título– actualmente pendiente del informe del Consejo de Estado, se encargará de efectuar la última conversión, la que los ingenieros llevan reivindicando desde hace más de un año: la equivalencia entre los títulos españoles del Meces y el marco europeo EQF.

 

Peña Nieto tumba el concurso del tren rápido para callar críticas

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/07/actualidad/1415377813_560194.html

El presidente deja sin efecto la polémica de licitación ferroviaria a Querétaro en razón de las “dudas en inquietudes” surgidas

JAN MARTÍNEZ AHRENS México 7 NOV 2014 – 17:30 CET80

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha dejado claro que no piensa tolerar que ningún escándalo empañe los gigantescos planes de obra pública puestos en marcha en su mandato. En una decisión sin precedentes y asumida personalmente, Peña Nieto anuló la licitación de una de las joyas de la corona de esta legislatura: el tren de alta velocidad de la Ciudad de México a Querétaro, de 4.800 millones de dólares. La fulminante medida trata de aplacar las críticas surgidas con la concesión, el pasado lunes, de la obra a un consorcio chino apoyado por empresas mexicanas acusadas de estar en la órbita del PRI, el partido gobernante. “Con la finalidad de dar un tiempo más amplio y propiciar la posible participación de un mayor número de fabricantes de trenes, así como de fortalecer la absoluta claridad, legitimidad y transparencia, el Ejecutivo federal determinó que se convoque un nuevo proceso de licitación”, señala la nota oficial.

El proyecto había recaído en la ferroviaria china Railway Construction Limited, en cuya oferta colaboraban las firmas locales GIA+A, Promotora y Desarrolladora Mexicana (Prodemex); Constructora Teya y GHP Infraestructura Mexicana. El propietario de GIA es el hermano de la esposa del expresidente Salinas de Gortari; Teya está vinculada a una polémica empresa que prestó servicio a la campaña de Peña Nieto; y Prodemex está controlada por Olegario Vázquez Aldir, del Grupo Imagen, uno de los tradicionales poderes mexicanos. Junto a los supuestos nexos con el Ejecutivo del consorcio ganador, algunas firmas que quedaron fuera de licitación se quejaron del escaso tiempo otorgado para presentar sus ofertas. En este sentido, se relacionó la premura en la concesión a la necesidad que tenía el grupo chino de acortar plazos para optar a una línea de financiación abierta por el Exim Bank (chino), por el 85% del monto del contrato. Entre las compañías que quedaron fuera y que ahora podrán volver a la liza figuran Alstom, aliada con la española OHL, y Siemens.

El proyecto había recaído en la ferroviaria china Railway Construction Limited, en cuya oferta

colaboraban firmas locales

El malestar por este concurso, aunque en las últimas semanas quedó en un segundo plano por el caso Iguala, ha desencadenado numerosas investigaciones periodísticas y alcanzado el Senado de la República, donde el PAN (derecha) exigió que se cancelará el proceso porque en el tramo final solo había quedado un postor. En un siguiente paso, el propio secretario de Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, tuvo que acudir a la Cámara para dar explicaciones. Fue este mismo jueves. Los senadores panistas le atacaron con dureza, blandiendo las “estrechas y malolientes relaciones” con el Gobierno de los empresarios mexicanos beneficiados y también por la “excesiva y sospecha” celeridad del trámite. Esparza, en su defensa, alegó que sólo se habían tenido en cuenta criterios técnicos. “Esto no es un tema de amistades, sino de empresas”, zanjó.

Pocas horas después, ya de noche, el mismo Esparza se vio obligado públicamente “en razón de las dudas e inquietudes que han surtido en la opinión pública” a anunciar que el presidente de la República había ordenado dejar sin efecto la convocatoria para la construcción del tren e iniciar un nuevo proceso.

El enorme trágala, que deja malparado a Esparza, fue recibido con un aplauso generalizado por los expertos. “Es una decisión histórica y sin precedentes, basada en la transparencia”, indicó la auditora Mónica Barrera, que hasta la fecha había mantenido fuertes críticas al proceso. La decisión no es ajena al intento de tranquilizar a la inversión extranjera en un momento clave para el despegue de México. Acabada la etapa de las reformas legislativas, la apuesta presidencial pasa por un potente plan de obras públicas de 590.000 millones de dólares en cuatro años (63% procedentes de las arcas públicas) destinados reactivar una economía que aún no ha alcanzado su velocidad de crucero. Gran parte de este capital, tiene como destino la mejora de comunicaciones y transportes. A la cabeza de estos proyectos figura el futuro aeropuerto internacional de la Ciudad de México, con un coste de 9.000 millones de dólares y obra del arquitecto Norman Foster en colaboración con el mexicano Fernando Romero, yerno del hombre más rico de México, Carlos Slim. Otro de los emblemas de esta nueva era es el tren rápido a Querétaro, de 210 kilómetros de longitud (15,5 de viaductos y 11,6 de túneles) y que se ha convertido en el conejillo de indias de esta etapa.

 

Ineco regala canastillas de bebés tras el ERE

04.11.2014

Elconfidencial.com

Las empresas tienen siempre dobles sensibilidades. La fría para poner en marcha un expediente de regulación de empleo (ERE) con el que mandar a casa a cientos de trabajadores y la dulce para regalar a los que se han quedado cestas de bebés para los padres de recién nacidos. Esto es lo que ha hecho Ineco, una ingeniería pública, responsable máxima de, entre otros proyectos, el AVE entre Medina y La Meca en Arabia Saudí.

La compañía, que el pasado año prescindió de cerca de 400 personas, alrededor del 15% de la plantilla, sacó a concurso la contratación de una empresa que le suministrara canastillos de bebés por hasta 12.000 euros.Lo hizo este verano después de destinar algo más de 10 millones de euros a indemnizaciones por despido. La empresa que hizo bingo fue Dones-Tex, que lleva más de diez años sin reportar sus cuentas al Registro Mercantil.

El responsable del ERE y del encargo de las canastillas fue Pablo Vázquez, que hace unas semanas fue ascendido por la ministra de Fomento, Ana Pastor, a la presidencia de Renfe. Tomando un precio de una cesta para bebés de entre 50 y 60 euros, Ineco ha encargado la adquisición de unas 250 canastillas para los 2.532 trabajadores que están en plantilla de Ineco.

En consecuencia, el responsable de recursos humanos calculó que aproximadamente uno de cada diez empleados de la empresa pública será padre, una natalidad muy por encima de la media nacional, ya que en el conjunto del país ronda uno por cada 90 en edad más o menos cabal de procrear. Algo de lo que debe estar muy contento Montoro, que tendrá más población para financiar el coste de las pensiones, pero que ha provocado cierto estupor en la titular de Fomento, empeñada en dar ejemplo de austeridad.

 

http://blogs.elconfidencial.com/espana/el-confidente/2014-11-04/ineco-regala-canastillas-de-bebes-tras-el-ere_434768/

Chinese investment to boost UK construction

31/10/2014 14:03:44

 

A new study by the Centre for Economics and Business Research (CEBR) and Pinsent Masons suggests that Chinese investment in British infrastructure could be as much as £105 billion over the next ten years.

Chinese investors are expected to bring their own supply chain of materials and equipment along with the investment. However, the employment opportunities for British workers are expected to be found across the country, according to the findings.

Pinsent Mason’s Head of Infrastructure Richard Laudy said: “the projected influx of Chinese investment into UK infrastructure is expected to be a welcome boost to the construction industry in particular and UK economy as a whole.”

He also claimed that: “China is willing to shoulder construction risk as a key part of its investment in Britain’s infrastructure, whereas many other investors are not.” This would be a way for China to grow markets for its materials and equipment, and also broaden the range of projects such investors are prepared to fund.

However, present government policy is often unclear, and could hold up or discourage Chinese investments in such projects. Currently, many prefer to make indirect investments by way of sovereign funds, although there are an increasing number of Chinese partners and co-funders to be found in UK infrastructure projects.

There does remain concern that doubts about British government investment in infrastructure could also be a limiting factor for Chinese investment, and with a General Election due next year, many people will be scrutinising manifesto commitments to infrastructure improvements.

The study has also drawn up a Global Infrastructure Investment Attractiveness Index, which ranks Britain third in the world, behind the US and Japan. However, the World Economic Forum (WEF) currently places Britain’s infrastructure as 27th in the world, which suggests there is greater potential for investment in the UK.

Based on the study’s results, Mr Laudy’s assessment of the situation is positive, despite potential complications around legislation and policy. He feels that in the future, the construction industry will be able to watch as “a trickle of major Chinese investment turns into a wave over the coming decade”.

More inforomation:

http://news.careerstructure.com/article/view/commercial/801757769/chinese-investment-to-boost-uk-construction?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+careerstructure%2FSlMO+%28CareerStructure+News%29